El lanzón

El dios supremo de la cultura Chavín esta representado por un gran ídolo de piedra de granito que se encuentra ubicado en las galerías interiores del templo antiguo. Esta divinidad que Julio C. Tello puso por nombre "Lanzón", por su forma de lanza, mide cuatro metros con cincuenta y tres centímetros de altura y representa a una deidad antropomorfa erguida con colmillos felínicos.

El rostro también es de felino; los brazos, piernas, orejas y los cinco dedos son humanos. Los dedos de los pies y de las manos terminan en forma de garra. Las cejas y los pelos se transforman en serpientes. De las orejas le cuelgan dos grandes pendientes. Su brazo derecho esta levantado hacia arriba con la palma abierta, mientras que el brazo izquierdo apunta hacia abajo con la palma de la mano cubierta.

El arqueólogo Richard Burger afirma que esta pose convierte al "Lanzón" en un dios mediador de opuestos, es decir, que es la personificación del principio de balance y de orden.



© 2007-2016 Peruchay.com. Algunos derechos reservados.