Ruinas de Pajatén

Lugar arqueológico ubicado en la provincia de Mariscal Cáceres, departamento de San Martín, fue descubierto por el alcalde de Pataz, Carlos Torrealba, el 29 de agosto de 1963 y posteriormente, estudiado por el arqueólogo norteamericano Gene Savoy.

El conjunto arqueológico se levanta cubierto de maleza y bosque tropical humedo, sobre la vertiente oriental de la cordillera central de Los Andes. Ocupa una angosta "meseta" en semicírculo en la cima de un promontorio enmarcado por el río Apisoncho o Abiseo, afluente del Huallaga.

Está formado en su mayoría, por edificaciones circulares ubicadas a diferentes niveles y precedidas, algunas de ellas, por plataformas empedradas sobre las cuales en unos casos, existen las llamadas "Huancas" o "monolitos"; las edificaciones contienen además hermosos lienzos pétreos construidos por lajas de pizarra y los diferentes niveles se enlazan por escalinatas del mismo material, en el lado exterior los muros lucen dibujos geométricos.

Si bien es cierto que toda el area arquitectónica puede abarcar una superficie que va de las 35 a 40 hectáreas, sin embargo hasta el momento solo han sido despejadas y estudiadas apenas cinco hectáreas.

Posiblemente estas construcciones fueron hechas por los indios Sachapuyas que fueron incorporados al imperio Inca por Túpac Yupanqui. Las ruinas no corresponden al antiguo pueblo colonial de Pajatén Viejo o Jesús de Pajatén fundado por Juan Campos en 1763.



© 2007-2016 Peruchay.com. Algunos derechos reservados.