El imperio Inca

El imperio inca se formó explosivamente en menos de 100 años; fue obra, sobre todo, de dos Incas: Pachacútec, que inició la expansión, y Túpac Yupanqui que la continuó.

Al momento de su máxima extensión el imperio comprendía gran parte de Perú, Bolivia y Ecuador; había incorporado también algunas provincias de Argentina y Chile; por el norte llegaba hasta el río Ancasmayo en Colombia, y por el sur hasta Biobío y Maule (Chile), en total casi 4,000,000 kilometros cuadrados.

El territorio del imperio fue dividido en cuatro suyos que inicialmente correspondían a los puntos cardinales y a las zonas ecológicas, estos suyos fueron:

- Antisuyo (hacia el este)
- Collasuyo (al sur)
- Chinchaysuyo (norte)
- Contisuyo (oeste)

En las primeras etapas de la expansión inca estos Suyos tuvieron aproximadamente la misma extensión, pero con el tiempo hubo grandes diferencias que obligaron a un nuevo ordenamiento de los cuatro Suyos. El Contisuyo terminó siendo el más pequeño de todos, pues solo comprendía la parte occidental del Cusco hasta la costa del pacífico entre Nazca y Arica.

En cambio el Chinchaysuyo fue aumentando su importancia hasta convertirse en el imperio de todos, allí había reinos tan poderosos como Chincha, Chimú, Cajamarca.

Los Suyos estaban divididos en provincias o Guamanís; dentro de ellos existía una red de centros urbanos que podía controlar a las grandes poblaciones de campesinos. La cúspide de esa red correspondía al Cusco, que era la Cápac Llacta (el gran pueblo, el señor de los pueblos), debajo estaban las grandes capitales de provincia Guamaní (Cajamarca, Huánuco el viejo, etc,).



© 2007-2016 Peruchay.com. Algunos derechos reservados.