Estado cultural de los primeros peruanos

Los primeros hombres que llegaron a Perú ya eran portadores de algunos conocimientos y costumbres previamente desarrollados en Asia y en Norte América. Por ejemplo, conocían ya el fuego, y muchas armas toscas de piedra. De todos modos su estado cultural era incipiente; de manera que fue aquí donde, poco a poco, con gran lentitud, iba a operarse una serie de cambios.

Fueron cazadores de animales de los cuales se| proveían de carne y pieles y, también, recolectores de raíces y frutos silvestres. Sus armas, entre las que figuran las hachas de mano y lascas, eran de piedra tosca, sin pulir.

Dependieron de los bosques, en los que la caza y la recolección es posible. Buscaron y eligieron los abrigos o cuevas o cavernas, ubicados debajo de las rocas, para refugiarse y defenderse de la naturaleza y de los animales feroces.

Estos habitantes, si bien con gran pausa, llegaron paso a paso a alcanzar el nivel propio de los cazadores superiores, que se caracteriza por el uso de puntas de proyectil, pequeña arma que les permitía cazar animales furiosos ahora ya extinguidos, pero que por aquel entonces abundaban aquí: caballos, tigres con dientes de sable, mastodontes. De esta manera, estos primeros habitantes pudieron adaptarse al medio y llegar más tarde a dominarlo.