La Catedral del Cusco

Cinco puertas permiten el acceso a la planta, en forma de cruz latina, compuesta por tres naves sostenidas por 14 columnas o pilares rematados por 21 arcos de medio punto, con otras tantas bóvedas y diez capillas, incluyendo la sacristía.

Las capillas en los muros laterales, son la expresión del arte ornamental aunque de diferentes estilos; en una de ellas se venera el Patrón Jurado del Cuzco, el señor de los temblores.

El altar mayor de un solo cuerpo y cubierto con láminas de plata de pura ley resalta con sus columnas dóricas.

El estilo barroco está representado en el coro tallado en madera de cedro por Diego Arias de la Cerda; ubicada frente al altar mayor tiene una sillería de doble hilera, es una obra de arte extraordinaria.

El púlpito plateresco emerge con sus columnas salomónicas de pilastras de la nave central y se le considera el más importante después del de San Blas.

La influencia española es notoria en la soberbia pinacoteca, formada por cerca de 400 lienzos.

La sacristía ornamentada de muebles coloniales tiene un despliege de cuadros de canónigos y de los obispos y arzobispos del Cuzco, además del excepcional cristo crucificado atribuído a Van Dick.

La gran custodia, motivo de especial admiración, es una de las joyas de primorosa orfrebería y valor; toda de oro macizo pesa 26.677 kilos y mide 1.20 metros de alto.

El valor de la custodia, incluyendo el viril y el sol, es incalculable; tiene incrustadas 331 perlas, 263 diamantes, 221 esmeraldas, 89 amatistas, 62 rubies, 43 topacios, 17 brillantes, 5 zafiros y 1 ágata.

Para los cusqueños es ya familiar la famosa campana de María Angola colocada en la torre del Evangelio, pero para el visitante resulta un poderoso atractivo.

La María Angola fundida en oro y bronce, por Diego Arias de la Cerda, deja escuchar sus potentes tañidos a 40 kilómetros de distancia, seis veces al día.

La construcción de la catedral se inició en 1560 y estuvo a cargo inicialmente del arquitecto vizcaíno Juan Manuel de Veramendi y luego del maestro Juan Correa.



© 2007-2016 Peruchay.com. Algunos derechos reservados.