Sábila

Propiedades:

El aloe o sábila es uno de los medicamentos purgantes más efectivos; tomado en pequeñas dosis aumenta el apetito, favorece las secreciones del estómago, intestinos y del higado.

Con el aloe se prepara un colirio con el que se lavan los ojos cuando lagrimean, estan turbios o enrojecidos.

Es muy efectivo en compresas para curar llagas o heridas en supuración. Si en la úlcera o inflamación no aparece piel, se extiende polvo de aloe con lienzo seco y pronto reaparecerá nueva piel.

Es bueno para curar las verrugas, la inflamación de las glándulas y los golpes, aplicarlo exteriormente.

Es bueno para las dispepsias, constipación crónica, vesícula biliar e infecciones renales, las infecciones a los ojos, las várices, las alergias, la caspa y seborrea.

Antes de emplear la sábila debe eliminarse el yodo mediante un lavado de 48 horas en agua hervida tibia, la cual se renovará cada doce horas; posteriormente se extrae la gelatina que tiene diversos usos.

Aplicación medicinal:

- Acné: La mejor forma de atacar este mal, es aplicar la gelatina de la sábila en el rostro al que previamente se ha sometido a un baño de vapor, en la zona afectada, a base de romero o manzanilla con el fin de abrír los poros.

- Infecciones de los ojos: Después de extraido el yodo de las hojas de sábila, agregar el jugo de medio limón, se extrae la gelatina y se aplican dos gotas en el ojo enfermo en las mañanas y al acostarse.

- Varices: Aplicar cataplasma con hojas de sábila que han sido peladas por un lado, luego vendar convenientemente, de manera de evitar desplazamientos, usar en las noches.

Precauciones: No tomarlo en grandes cantidades y evitar usarlo durante el embarazo, tampoco cuando se padece de hemorroides.



© 2007-2016 Peruchay.com. Algunos derechos reservados.