Restos arqueológicos de Moray

Una de las construcciones que más se aproxima a la forma de un coliseo es la de Moray, cuyos restos arqueológicos se hallan ubicados a siete kilómetros del distrito de Maras, provincia de Urubamba, y a 33 de la ciudad del Cusco.

Es un conjunto de cuatro terrazas circulares, superpuestas, que tiene una profundidad de 150 metros; su forma es la de un cono invertido y truncado.

Cada una de las terrazas tiene siete muros de contención y en ellas se observan acueductos formando un sistema de riego.

Por la disposición de esta construcción se supone que fue dedicada para fines agrícolas.

A primera vista pareciera una especie de anfiteatro, conformado de varios andenes circulares, situado a 3.500 metros sobre el nivel del mar.

Sin embargo, para los estudiosos de este lugar, Moray era un centro de investigación agrícola incaico donde se llevaron a cabo experimentos de cultivos a diferentes altura.

La disposicion de sus andenes produce un gradiente de microclimas teniendo el centro de los andenes circulares concéntricos una temperatura más alta y reduciéndose gradualmente hacia el exterior a temperaturas más bajas, pudiendo de esta forma simular hasta 20 diferentes tipos de microclimas.

Se cree que Moray pudo haber servido como modelo para el cálculo de la producción agrícola no solo del Valle del Urubamba sino también de diferentes partes del Tahuantinsuyo.

Sus andenes están constituidos por muros de contención, tierra fértil y su regadío se realizaba mediante complejos sistemas donde se cultivaron más de 250 especies de cultivos.



© 2007-2016 Peruchay.com. Algunos derechos reservados.